Por JAVIER FRANCO

La Ermita rupestre de Cambarco es una cavidad artificial que está situada en la parte baja del pueblo del mismo nombre perteneciente al municipio de Cabezón de Liébana a orillas del río Aniezo y ubicada en un paraje que sugiere no haberse visto alterado en siglos. Es un raro testimonio de la religiosidad de finales del siglo VIII principios del IX. Sus pequeñas dimensiones hacen suponer su carácter privado, o bien, que perteneció a un convento próximo.

ERMITA RUPESTRE DE CAMBARCO

Esta ermita se suma a las cinco ermitas rupestres conocidas existentes en la comunidad de Cantabria. Tras terminarse la amenaza musulmana y construirse varias iglesias y monasterios en sus cercanías, se supone que en un tiempo pudo ser utilizado para otros fines.

ERMITA RUPESTRE DE CAMBARCO

Fue descubierta por Pedro Álvarez y Andrés Alonso, propios de Cabezón de Liébana, en 1983 tras la caída de un argallo que dejó al descubierto un agujero por el que se podía acceder con dificultad a su interior. En un principio se pensó que era una antigua bodega pero varios expertos como Enrique Campuzano y Ramón Bohigas se encargaron de comprobar y reafirmar los estudios realizados por los descubridores. Fue restaurada en el año 1997 promovida por la Asociación del Año Jubilar Lebaniego.

ERMITA RUPESTRE DE CAMBARCO

En su interior se alojaba la Virgen de la Cueva, una imagen tallada en madera policromada, fue bendecida por el obispo de Santander en el mes de mayo de 1998 y ese mismo año trasladada en procesión por el párroco en aquel entonces Don Benito natural de este pueblo a la iglesia de San Andrés de Cambarco. Esta ermita fue cerrada con una reja para que los visitantes puedan observar su interior y así preservar su estructura.

En la Biblioteca Universitaria de Valladolid existe un documento que profundiza en las características de esta Ermita. Podéis verlo aquí:

ErmitaRupestreCambarcoCantabria.pdf

ERMITA RUPESTRE DE CAMBARCO

ERMITA RUPESTRE DE CAMBARCO