Por JAVIER FRANCO

Como una pincelada azafranada sobre el paisaje verde de la comarca de Liébana, en los Picos de Europa, aparece Caloca. Se trata de una diminuta aldea que pertenece a la localidad de Pesaguero (Cantabria). Allí, a más de 1.100 metros sobre el nivel del mar, el tiempo parece ralentizarse. Bajan las pulsaciones y uno respira hondo. Muy hondo.

Caloca es una localidad del municipio de Pesaguero (Cantabria, España). Está situada a 1.108 msnm, y a 5,8 kilómetros de la capital municipal, Pesaguero.

CALOCA

De su patrimonio arquitectónico destaca la Iglesia de la Asunción, del siglo XIII muy reformada con posterioridad. Está ejecutada en piedra de mampostería, siendo de sillería los esquinales. Es Bien de Interés Cultural con categoría de Monumento. El pueblo cuenta además con una ermita dedicada a la Inmaculada Concepción. Es el pueblo más alto del valle del río Vendejo, afluente del río Buyón, con el que se une un poco más abajo de la capital municipal y, por tanto, subafluente del Deva. Queda cerca del Bistruey (2.002 m), cima que marca el límite con el municipio de Vega de Liébana, aunque el ascenso a esta cumbre suele hacerse desde Bárago.

CALOCA

Para los que quieran caminar hay rutas que pueden durar todo el día o un par de horas: ida y vuelta fácil hasta el Pico Bistruey (9,24 kilómetros), o una ruta de 18,6 kilómetros de dificultad alta que pasa por Peña Cigal, Camponuera, Peña Jorá, Bistruey y vuelta a Caloca. Las posibilidades son infinitas, solo hay que elegir un punto y caminar hacia él.

CALOCA

 CALOCA