Por JAVIER FRANCO

Atravesando los arcos existentes en la Calle del Sol, en el barrio del mismo nombre, descubrimos el antiguo Barrio colgante.

Está formado por un grupo de edificios contiguos, los cuales conservan una apariencia exactamente igual de como eran en los años 50 del siglo pasado sin apenas variaciones en su arquitectura y asomados vertiginosamente a la hoz del rio Quiviesa a su paso por Potes.

El Barrio Colgante de Potes en su máximo esplendor.

Está compuesto por un grupo de edificios contiguos, quienes conservan una apariencia exactamente igual a como eran en los años 50 del siglo pasado sin apenas variaciones en su arquitectura y asomados vertiginosamente a la hoz del rio Quiviesa a su paso por Potes.

Este antiguo barrio está integrado en el Barrio del sol, y en sus calles podemos visitar, además de La Torre de Orejón de la Lama , Casona de La Canal y otras casonas hidalgas y edificios medievales que se esparcen a lo largo de la Calle del Sol, numerosas tascas y mesones donde deleitarnos degustando los exquisitos vinos de Liébana, con una calidad extraordinaria que nos ofrecen en todos ellos y yantar los manjares que nos proponen sus cocinas basados en unas materias primas abundantes y de calidad, y una elaboración tradicional con productos de la tierra.

BARRIO COLGANTE_2

Uno de los accesos al Barrio Colgante de Potes

El Barrio Colgante de Potes con la Viorna al fondo.