Por JAVIER FRANCO

En la pintoresca villa de Potes, en la margen derecha de los ríos Deva y Quiviesa podemos recorrer la Senda Fluvial que acompaña a ambos ríos a lo largo de los dos kilómetros que discurren entre el Puente de San Cayetano y el lugar llamado “Las Vegas” casi al final de esta villa.

En este espectacular recorrido podremos descubrir rincones desconocidos de la capital lebaniega. Desde aquí contemplaremos como se funden el río Quiviesa y el Deva bajo el Puente de La Cárcel y vigilados por la imponente silueta de la Torre del Infantado componiendo una imagen digna del mejor pincel.

También pasaremos bajo los puentes que cruzan ambos ríos. Recordemos que el nombre de Potes, deriva de “Pontes”, nombre con el que los romanos bautizaron esta villa debido a los numerosos puentes que cruzan los ríos que aquí confluyen.

A continuación os invitamos a disfrutar de un paseo por esta Senda Fluvial a través de las imágenes que nuestra cámara ha captado deteniéndonos en los puntos mas bellos de este inolvidable recorrido.

POTES

Comenzamos nuestro paseo cruzando sobre el río Quiviesa el Puente de San Cayetano hacia su margen derecha donde comienza la senda. En la foto se observa en su parte izquierda el final de las escaleras que bajan hasta el río y que parten justo enfrente de la Ermita de San Cayetano.

POTES

Tras cruzar el Puente de San Cayetano y descender por las escaleras hasta la senda, lo primero que vemos a nuestra izquierda es un viejo molino de propiedad particular en muy buen estado de conservación. Comenzamos nuestro prometedor paseo siguiendo el curso del río.

POTES

Comenzamos a caminar en la misma dirección que fluye el agua del río Quiviesa avanzamos  alejándonos del Puente de San Cayetano.  Unos metros mas adelante si volvemos la vista atrás podremos disfrutar de una espectacularmente bella estampa de este puente. Continuamos nuestro camino en dirección al Puente Nuevo.

POTES

POTES

POTES

Llegamos al Puente de la Cárcel que está ubicado junto a la Torre del infantado. Lleva este nombre porque tiempo ha fue prisión durante más de 350 años. Cuenta la tradición que esta Torre tuvo que ser reconstruida en el año 1595 debido a que los presos habían utilizado su madera para hacer fuego y así aliviar el frio de los duros inviernos.

POTES

POTES

POTES