Por JAVIER FRANCO

Liébana está repleta de rincones asombrosos, esos que hacen que uno se enamore de esta comarca. Puede ser un bar con un ambiente especial, un mirador con una vista única o un paseo distinto, todos con un condimento particular: esa seducción de Liébana que se hace difícil de explicar con palabras. Estos son algunos de esos Rincones con magia para desconectar y disfrutar la calma de un espacio donde parece que el tiempo se detiene, donde se destacan las cosas pequeñas e insignificantes de la vida, lugares donde casi ningún turista llega y que no salen en las guías, rincones que pueden resultar aún más espectaculares que aquellos más conocidos, son lugares desconocidos para la mayoría de la gente. Fotos: Perrozo en Cabezón de Liébana.

PERROZO (1 de 1)-7

LIÉBANA

LIÉBANA

LIÉBANA