Planta bienal o perenne, espinosa y pelosa, cuyos tallos alcanzan 2 m; son rectos, con estrías logitudinales y con una pilosidad lanosa.

Las hojas, alternas, de hasta 40 x 10 cm, son pinnatipartidas, con los lóbulos de forma linear – lanceolada y una espina de hasta 1 cm en el extremo; tienen el lóbulo terminal linear y de hasta 6 cm; son de color verde claro en el haz y blanquecinas en el envés debido a la presencia de pelos; las hojas caulinares tienen la base auriculada y no peciolada como las basales.

Las flores se reúnen en inflorescencias de tipo capítulo, de 4 – 5 cm de diámetro, que están rodeadas por un involucro de numerosas filas de brácteas escariosas, de margen hialino, curvadas y escariosas, que tienen la parte superior cubierta de pelos que dan al capítulo el aspecto tan característico que tiene; el receptáculo está provisto de numerosas escamas.
Las flores, de color rojo vinoso, descansan sobre este receptáculo y son todas hermafroditas; la corola está formada por un tubo que se abre al exterior por 5 lóbulos; el androceo consta de 5 estambres epipétalos, con anteras sagitadas provistas de apéndices basales de 0.3 – 1.5 mm, formando un tubo que rodea el estilo. El gineceo tiene un ovario ínfero, unilocular, del que surge un estilo solitario con dos estigmas.

El fruto es un aquenio aplanado, elipsoide y brillante, de hasta 6 mm, que tiene en el ápice un vilano de pelos de hasta 3 cm, plumosos.

Florece de julio a septiembre.

Texto original: https://www.asturnatura.com/

CARDO LANUDO

CARDO LANUDO

CARDO LANUDO

CARDO LANUDO