Por JAVIER FRANCO

La Torre del Infantado es un un edificio medieval denominado Bien de Interés Cultural que se erige en el corazón de Potes, en la confluencia de los ríos Deva y Quiviesa. Es un regio edificio que ha sobrevivido a innumerables batallas, cuya construcción en el siglo XIV es atribuida a la Familia de La Lama. Posteriormente perteneció a Tello, Señor de Liébana, que era hermano del rey Enrique II e hijo de Alfonso XI.

TORRE DEL INFANTADO EN POTES

Bonita vista de la Torre del Infantado en Potes (Cantabria)

Tras numerosos enfrentamientos por la posesión del señorío ya en el siglo XVI pasó a ser casa solar de Iñigo López de Mendoza, Marqués de Santillana. Finalmente pasaría a ser propiedad de los Duques de Osuna hasta su venta en 1868. Este bastión fue testigo del enfrentamiento entre las familias Mendoza y Manrique en la Edad Media y vio a los franceses firmar su rendición ante las tropas lebaniegas en las guerras de la Independencia.

Actualmente es sede de numerosas exposiciones y acoge permanentemente “El cosmos de Beato de Liébana. Aquí comienza todo” donde se relata la vida y obra del abad lebaniego, primer escritor cántabro y por ende español.

Torre del Infantado en Potes

TORRE INFANTADO AÑO 1895_

Aspecto que presentaba la Torre del Infantado de Potes en el año 1895.

TORRE INFANTADO RIO DEVA

Punto donde el río Quiviesa se funde con el Deva para juntos continuar su camino hacia el Desfiladero de la Hermida. (Potes)